Cuando Sonos empezó, tenía un objetivo:
ayudar al mundo a mejorar su experiencia de audio.

Lograr que escuchar música a todo volumen sea más fácil. Más envolvente. Más gratificante.

Reunir a las personas para compartir
experiencias.

Y ser conscientes del potencial de la tecnología
para mejorar nuestras vidas.

Esto es lo que nos motiva a
hacer lo que hacemos.

Cuando empezamos, la tecnología que nos hacía falta no existía, así que la inventamos. Hemos registrado más de 500 patentes, y las que nos quedan.

El usuario es lo primero.
Nuestros productos son sencillos
de configurar y de usar y
seguimos trabajando para
ajustar la experiencia.

Pero Sonos es algo más que
altavoces. Es una plataforma abierta
que proporciona el mejor acceso a
toda la cultura acústica.

We’re building bridges,
expanding our platform,
forging new partnerships
and pushing the limits of
what’s possible.

La historia de la innovación no tiene fin.
Y esto es solo el principio.